La Tercera Plataforma, ¿el nuevo tótem de las TI?

totem

Las consultoras, sabedoras de la importancia del marketing en su negociado, son proclives (más bien adictas) a crear nuevos términos que suelen arraigar con fuerza especialmente en el sector tecnológico, tan ansioso siempre de nuevos conceptos. Así es como IDC ha lanzado al mercado el concepto de la Tercera Plataforma. Pero ¿qué es y que conlleva?

La Tercera Plataforma se refiere a un nuevo estadio en la evolución tecnológica que experimentarán las empresas en los próximos años (que ya están, de hecho, experimentando) y que se cimenta sobre el auge de cuatro tendencias: movilidad, cloud computing, social business y big data. Como explicaba Rafael Achaerandio, director de Análisis de IDC España, en Cloud Leadership Forum, conferencia celebrada recientemente en Madrid por la consultora y centrada en el modelo de suministro de TI cloud computing, “en el sector tecnológico se está dando un proceso de huída de la segunda plataforma de TI, la actual, muy artesanal, a la llamada Tercera Plataforma, totalmente industrializada”.

No obstante, este proceso no es a corto plazo. “Hasta 2020 las empresas no habrán dado el salto completo a este nuevo escenario que será el gran impulsor del sector de las TI. De hecho, entre 2013 y 2020 el 90% del crecimiento de esta industria se deberá a las tecnologías que conformarán la Tercera Plataforma“, indicó Achaerandio. Éste añadió que este año 2013 un tercio de los desarrollos se harán sobre tabletas y smartphones. Además, si el 29% de las empresas españolas ya contaban con algunas soluciones en la nube en 2012, esta ratio aumentará hasta el 50%.

En cuanto a la implantación y uso de tecnologías de big data, otra de las patas de la Tercera Plataforma, éstos son aún escasos, según el analista. “En España solo hay un 19% de empresas familiarizadas con big data, frente al 40% en Estados Unidos, según nuestros datos. No solo en España, en general en Europa hay un mayor atraso en la adopción de esta tendencia”.

Aunque en lo que respecta al ámbito social la situación es algo mejor: el 30% de empresas españolas harán iniciativas de social media, según los datos de la consultora.

Un entorno completamente diferente

¿Qué supone la llamada Tercera Plataforma para las empresas y su forma de gestionar las tecnologías de la información? Conlleva, según Achaerandio, cambios importantes. Por un lado, la democratización de la tecnología: “Se trata de una cuestión de escala, habrá tecnología para más gente”.

Por otro, la propia tecnología gana en capilaridad: “Se meterá en todos los lados y se unirán las tecnologías de la información con tecnologías específicas de cada sector. Eso sí, el reto aquí estará en cómo gestionar este cambio”. Además, Achaerandió afirmó que el nuevo entorno implicará menores costes de gestión: “Cloud y los ahorros de costes que conlleva es un buen ejemplo de esto”.

Y, finalmente, hará posible un acortamiento del time to market. “Lo que antes se implantaba en meses o años, ahora podrá tenerse en días”.

Para el analista, es obvio que todas las empresas acabarán yendo hacia esta tercera plataforma y, en este camino, “cloud será la palanca que decida la velocidad del viaje“, añadió.

Retos

Eso sí, en este viaje de mano del modelo en la nube, los riesgos también existen. Uno es el de la seguridad de los datos en la nube y el cumplimiento de la legislación. “Pero es algo que se puede hacer, se trata más de una cuestión de confianza”, afirmó el analista.

Otros desafíos son garantizar unas buenas comunicaciones, “sin ellas la disponibilidad y rendimiento de los servicios en cloud dejan de existir”; mejorar la capacidad de integración de sistemas; asegurar la continuidad de negocio; avanzar en la estandarización de las soluciones para la nube; la escalabilidad; la personalización…

“Además, otro de los desafíos es cómo encaja el área de TI el salto a la nube. Cloud hace que los departamentos de TI sean transparentes a los usuarios. Los CIO deberán estar preparados para este cambio y para hacer cosas nuevas: cloud no es solo una forma de ahorrar costes sino de disponer de más tiempo para dedicarlo a proyectos de transformación; es de hecho una palanca para habilitar la innovación”. En este sentido, señaló el analista, “con toda esta estrategia, el CIO debe aprovechar para convertirse en un agente de innovación en su organización“.

Disponer de una estrategia clara y reordenar antes los recursos de TI y optimizarlos son aspectos también esenciales antes de dar el salto a la nube, según el analista de IDC.

 

Foto cc Mgstyer

 

Esther Macías

Periodista especializada en tecnología, innovación, economía digital y emprendimiento. Tras un largo paso por iWorld y ComputerWorld, desde 2013 estoy inmersa en la prodigiosa aventura de TICbeat como jefa de redacción.

Contenidos Relacionados

Top