La nube y la computación ubicua llegan al ámbito universitario

universidad-2
Cloud computing está de moda. El modelo de suministro de TI en la nube es ya una realidad para muchas empresas e incluso para los usuarios finales de tecnología. Quién no tiene hoy, por ejemplo, su correo electrónico en cloud… Partiendo de esta realidad y aunando otras tendencias claves como son el auge de las nuevas tecnologías en su sentido más amplio en toda la sociedad, propiciado sobre todo por la expansión de la movilidad  y su ecosistema de aplicaciones, la Escuela Universitaria de Diseño e Innovación, ESNE, arrancará el próximo año una nueva carrera en su centro: Cloud Computing y Computación Ubicua. Según explica Daniel Parente, director de Cloud Computing y Computación Ubicua de ESNE, “los cambios que se están produciendo en la forma en la que el usuario entiende la informática, propiciados por el auge de las tabletas y los móviles y que ha impulsado la necesidad de estar siempre conectados, así como la expansión del modelo en la nube requieren un nuevo tipo de formación con otro enfoque que las tradicionales ingenierías de Informática y Telecomunicaciones”. [caption id="attachment_92294" align="alignright" width="300"] Daniel Parente[/caption] Parente asegura, de hecho, que “la informática tal y como la conocíamos está muerta”. “En los dos últimos años ya se venden más tabletas que PC y todos estos cambios están haciendo que en el mercado se necesite otro tipo de profesionales que respondan a las exigencias del nuevo paradigma”.

Nuevas demandas laborales

De hecho, las tecnologías relacionadas con cloud y con la computación ubicua generarán cerca de 14 millones de puestos de trabajo en todo el mundo (3 millones en la UE) entre 2011 y 2014, según un estudio elaborado por IDC para Microsoft al respecto. “Puestos que muchas veces es difícil de ocupar ya que no hay personas especializadas en estas materias. De hecho, recientemente se publicaba un estudio en el que se indicaba que de los 130.000 puestos de trabajo generados por estos ámbitos en España solo se han podido cubrir 60.000 por escasez de personal cualificado al respecto”, señala el portavoz de ESNE.

Por qué es necesaria una carrera nueva

Llegados a este punto, seguro que muchos se preguntan por qué es necesario tener una nueva carrera universitaria que aborde estos aspectos. ¿No valen las tradicionales ingenierías de Informática y Telecomunicaciones? ¿No sería suficiente hacer un curso más corto, un máster? “No –asevera Parente–, un máster no cubre estos temas igual. Y las carreras tradicionales tampoco. Digamos que un informático tradicional, cuando se gradúa, sale haciendo cosas muy bien, por ejemplo, la programación, pero le faltan otros aspectos y, sobre todo, otra forma de pensar y de mirar la tecnología”. En la nueva carrera de ESNE se aúnan contenidos relacionados con el diseño de sistemas, aplicaciones, etc., con las telecomunicaciones, el desarrollo de aplicaciones, sistemas y entornos diversos y la administración de entornos. “Es una carrera multidisciplinar y nuestros alumnos se relacionan con gente muy diversa, desde diseñadores, programadores de dispositivos móviles, de videojuegos, personas que escriben las historias de esos juegos, que dibujan personales… Por ello, cuando acaben la formación serán personas con unas aptitudes que el ingeniero tradicional, mucho más monolítico y sistemático en su labor, no tendrá. Digamos que formamos personas más creativas, capaces de visualizar el futuro en lugar de estar preparadas para optimizar el pasado”, añade. De momento, la acogida, a pesar de ser una universidad privada (con el elevado coste que conlleva estudiar allí, unos 9.500 euros al año) está siendo buena. “Ya hemos entrevistado a unas 40 o 50 personas que quieren entrar en este grado”. De momento, esta carrera solo la imparte este centro. “La universidad pública es más lenta en adaptar nuevos enfoques. Además, nuestro enfoque es más práctico y muy dirigido a la rápida integración de los estudiantes en la empresa. De nuestro centro salen preparados para la industria”, asevera Parente, quien añade que de momento solo una universidad europea ubicada en Irlanda ofrece una formación similar, aunque centrada solo en cloud y no en la computación ubicua. “Es necesario que nuestros jóvenes se formen en estas tecnologías que supondrán un motor para nuestra economía y competitividad”, concluye Parente.  

Esther Macías

Periodista especializada en tecnología, innovación, economía digital y emprendimiento. Tras un largo paso por iWorld y ComputerWorld, desde 2013 estoy inmersa en la prodigiosa aventura de TICbeat como jefa de redacción.

Contenidos Relacionados

Top