Escritorios virtuales en la nube, ¿una vía para mejorar la seguridad corporativa?

nube-cloud

¿Por qué implementar en las empresas escritorios virtuales alojados en la nube? Sin duda, una de las principales razones es incrementar la seguridad de los usuarios finales. Así al menos lo indica la consultora Gartner en un reciente estudio, llamado Know the Security Implications of Adopting Hosted Virtual Desktopsen el que afirma además que esta práctica puede ayudar a las organizaciones a optimizar el cumplimiento de los requisitos de regulación.

No obstante, la firma recuerda en su informe que antes de apostar por este tipo de escritorios virtuales alojados los profesionales del ámbito de la seguridad deben valorar las alternativas disponibles.

Desde Gartner, Neil MacDonald, vicepresidente de la compañía, asevera que el hecho de que haya cada vez más datos corporativos extendidos a cientos o miles de dispositivos, muchos de los cuales no disponen de los requisitos de seguridad adecuados, está provocando que se incremente el riesgo de pérdida de información en las empresas. En este sentido, apunta, “los escritorios virtuales alojados pueden ayudar a mejorar los niveles de seguridad en el entorno cliente de la informática dado que centralizan las aplicaciones y la información sensible en el centro de datos, brindando a los responsables de seguridad y de tecnologías de la información de las organizaciones la oportunidad no solo de mejorar la eficiencia del soporte sino también la propia seguridad”.

¿Cómo funcionan los escritorios virtuales alojados?

Esta tecnología permite compartir aplicaciones y datos corporativos en un entorno de trabajo, en lugar de que dichas aplicaciones y datos se encuentren solo en el equipo del usuario. Así, el usuario, esté donde esté y desde cualquier dispositivo siempre podrá acceder a sus herramientas de trabajo de forma segura.

Pero no solo la seguridad es la gran ventaja que aporta esta forma de trabajar; también conlleva un ahorro de costes importante, afirma el estudio de Gartner.

Ante esta tendencia, en los últimos cuatro o cinco años han evolucionado el hardware y el software que permiten este acceso virtual a las aplicaciones y datos corporativos por parte de los usuarios. Han emergido todo tipo de appliances, arquitecturas de referencia, virtualización del almacenamiento y software personalizado, junto a todo tipo de soluciones de seguridad al respecto y servicios en la nube.

Contenidos Relacionados

Top